Insuficiencia Sexual - Impotencia - Eyaculación Precoz - Prostata
 
Curvatura Peneana (peyronie) -
Reservar turno con el Dr. Luis Itzcovich
Consultas personales por E-mail  -
Acerca del Dr. Luis Itzcovich

INDEX de "Sobre Sexo y Salud"

Toda la información sobre Sexualidad y como optimizarla. Técnicas, posiciones, educación, problemas, tratamientos..
Libro Virtual escrito por el Dr. Luis Itzcovich

10-11. Orgasmo en el Hombre

(Capítulo II LOS ORGANOS GENITALES) 

10. FISIOLOGIA SEXUAL EN EL HOMBRE, DIFERENTES FASES.
Durante el acto sexual se van desarrollando en el hombre diferentes manifestaciones físicas que abarcan diversas partes del organismo y que nos demuestran la participación activa de todos los sistemas.

Masters y Johnson, pioneros en el estudio del comportamiento sexual humano, tienen un sencillo esquema de la fisiología del acto sexual y lo dividen en cuatro fases.

l° Excitación (erección).
2° Clímax
3° Orgasmo o eyaculación.
4° Resolución.

F9.jpg (54564 bytes) Fig. 9. CORTE ESQUEMÁTICO DEL PENE EN ERECCIÓN

La erección se produce por la irrupción de sangre a presión dentro de los cuerpos cavernosos y del cuerpo esponjoso.

Una vez la sangre dentro, se ve impedida de salir y contenida a presión por un sistema venoso provisto de una musculatura adecuada que se relaja pera permitir el reflujo sanguíneo y de esa manera la erección comienza a perderse.

La erección obedece a un mecanismo complejo donde intervienen el sistema nervioso central y periférico, siendo importante el equilibrio hormonal y un sistema circulatorio sin fallas.

l° Excitación o erección
La erección obedece a un mecanismo de acción complejo en donde intervienen el sistema nervioso central y periférico, un perfecto equilibrio hormonal y un sistema circulatorio en donde las fallas llevan invariablemente a una dificultad de la erección.

La erección se produce por la irrupción de sangre a presión dentro de los cuerpos cavernosos y del cuerpo esponjoso. Una vez que la sangre está dentro, se ve impedida de salir y contenida a presión por un sistema venoso provisto de una musculatura adecuada, que al relajarse para permitir el reflujo sanguíneo hace que la erección comience a perderse (Fig. 9)

La erección obedece a un reflejo que puede ser desencadenado por estímulos:

Visuales: La observación de los senos, órganos genitales o figuras.
Olfativos: Relacionados o asociados al sexo.
Auditivos.
Táctiles.

También tienen un papel importante el pensamiento y las fantasías.

Se ha constatado que durante la primera fase de excitación del acto sexual, el hombre experimenta una vasodtiatación que se manifiesta por un aumento de la irrigación sanguínea. En gran número de casos este fenómeno puede ser visualizado con la aparición de una erupción localizada en la zona del pecho y que se acompaña en un cierto porcentaje de casos de una erección de los mamelones de la glándula mamaria. Estas manifestaciones desaparecen inmediatamente en el período de resolución o sea una vez finalizado el acto sexual.

Con el incremento del caudal sanguíneo en ciertas zonas del cuerpo, no solamente es el pene el que va a comenzar a aumentar de tamaño, sino, que como hemos visto anteriormente, existe una cierta turgencia a nivel de los labios, orejas, pecho, etc.

En el pene, el aumento de la presión sanguínea permite que la sangre irrumpa en los cuerpos cavernosos, que se ensanchan y alargan hasta un determinado momento, en que son contenidos por la cubierta fibrosa la que permite darle la rigidez característica de un pene en erección.

Quiero señalar que la rapidez de la erección varía en una misma persona en distintas circunstancias (favorecedoras o no), como así también con la edad.

En los jóvenes casi no es necesario ningún estímulo para que inmediatamente se consiga una erección perfecta. Con el correr de los años y ya en la edad madura, se requiere más tiempo para que se instale una erección y muchas veces es necesario recurrir a un estímulo favorecedor para que se produzca.

Durante el acto sexual, en particular al finalizar este período de excitación, se observa comúnmente un aumento de la tensión muscular con aparición de contracturas musculares involuntarias, localizadas en los miembros inferiores y por lo general cuando la posición adoptada ha sido para el hombre la de decúbito dorsal (acostado sobre las espaldas). Asociado a esto, bastante más frecuentemente y obedeciendo al mismo fenómeno, ocurren contracciones rítmicas del esfínter anal, elevación de los testículos y de la bolsa escrotal.

Frecuentemente existen contracciones involuntarias y rítmicas de la pelvis que se verán en los momentos previos a la eyaculación.

A nivel del aparato cardiorespiratorio, se producen alteraciones fisiológicas durante el acto sexual. A medida que va aumentando la tensión sexual, el ritmo respiratorio se acelera en su frecuencia llegando a más de 40 por minuto, comenzando a disminuir durante el período refractario del acto sexual o sea una vez finalizado el mismo.

Es frecuente observar que una cierta vasconstricción localizada permite la desaparición momentánea de una mucosa nasal congestionada o la mejoría de un espasmo bronquial en un problema asmático.

El ritmo cardíaco, aumenta también su frecuencia en relación al grado de excitación sexual, pudiendo alcanzar hasta 180 pulsiones por minuto y con un considerable aumento de la presión sanguínea que puede agregar 40 a 100 mm. de Hg. para la sistólica y de 20 a 50 mm. para la diastólica. Estos cambios tienen mucha importancia en los paciente afectados de hipertensión arterial, que por consiguiente se ven más fatigados durante el acto sexual. Es el médico quien deberá aconsejar las medidas a tomar en cada caso.

Se ha constatado que durante el curso del acto sexual existe un gran número de personas que transpiran profusamente, ya sea durante el mismo o al finalizar la relación sexual.

Esta reacción puede manifestarse aún cuando el esfuerzo físico haya sido mínimo y la localización de la transpiración por lo general es en los miembros (manos o pies) pudiendo también ser en la cabeza y en zonas más extendidas.

La transpiración puede Ilegar a tener cierto significado cuando no es habitual, pero se ha encontrado que en un 30% de los hombres llegan a manifestarla sin tener un significado patológico.

Todos los cambios fisiológicos descriptos anteriormente vuelven a la normalidad pocos minutos después de la eyaculación, en el período denominado: de resolución.

Para finalizar diré que esta l° fase de excitación sexual durante la cual el pene reacciona con una erección, tiene una duración variable de minutos y en intensidad estando esto vinculado a la disminución o aumento del estímulo sexual.

Cuando el estimulo es interrumpido o existe un elemento perturbaste (sonido, luz, cambio ambiental, etc.), puede producirse la pérdida de la erección.

2° Fase: Clímax
En esta etapa del acto sexual, el pene llega al máximo nivel de erección, particularmente en su zona distal del glande.

3° Fase: Orgásmica o de Eyaculación
La eyaculación consta básicamente de dos etapas.

1ra. etapa:
La vesícula seminal, los vasos deferentes y la próstata se contraen expulsando hacia la uretra sus secreciones, luego el esperma se mezcla con el contenido de las vesículas seminales.
En esta fase participan activamente el esfínter uretral y los músculos bulboesponjosos, isquiocavernosos, transverso superficial, y profundo del periné. '

2da. etapa:
El semen será expulsado con fuerza a través de la uretra gracias a las contracciones de los músculos anteriormente nombrados.

Mecanismo de eyaculación
Fundamentalmente, la eyaculación consta de dos períodos:

1° Acumulación espermática.
Esta se produce en la uretra prostática cerrada hacia la parte
superior vesical por una válvula muscular (esfínter liso) y hacia la parte inferior abierta al pene por un esfínter estriado. Unicamente durante este período están abiertas las comunicaciones con los conductos deferentes, que son los encargados de permitir el paso de los espermatozoides desde los testículos, con las vesículos seminales y las glándulas situadas en la próstata. Por lo tanto es aquí en esta uretra prostática en donde se constituye el semen, conjunto de la secreción prostática, seminal y testicular. En pocos segundos el llenado de la cavidad produce un aumento de la presión y da la sensación de placer llamada orgasmo.

2° Expulsión espermática
La expulsión espermática puede ser desencadenada voluntaria o involuntariamente según la capacidad individual para el control de la misma.

La apertura del esfínter estriado situado en la base prostática permite que 3 ó 4 cm. de esperma sean expulsados con fuerza hacia el pene gracias al cierre hermético del esfínter superior vesical. (En los casos en que éste esta Lesionado por intervenciones quirúrgicas prostáticas, la eyaculación se produce en el sentido vesical y por ello se la llama retrograda).

La expulsión con varias contracciones permite la prolongación del placer u orgasmo.

En la mayoría de los operados prostáticos la eyaculación no se exterioriza. Sin embargo, esta se sigue produciendo, ya que el semen es vehiculizado hacia la vejiga mezclándose con la orina. A esta situación se la llama: eyaculación retrógrada.

Variaciones en la eyaculación
La eyaculación comienza con contracciones de la próstata,que en el hombre joven pueden variar en número de 4 a 5 siendo de bastante intensidad. Una vez desencadenada la eyaculación esta se torna incontenible. y el esperma es expulsado con fuerza. Este mismo proceso ocurre en el hombre más maduro, pero las contracciones eyaculatorias comienzan a ser más débiles, el líquido segregado es expulsado con menor fuerza y su cantidad es menor. El número de contracciones en estos casos es de 1 a 2.

El número de contracciones eyaculatorias también es menor cuando ha sido breve el tiempo transcurrido con una eyaculación anterior y en este caso las mismas son más débiles, menos numerosas y la cantidad de secreción es más escasa.

En el momento eyaculatorio todo el organismo toma parte de una transformación que es más importante que en la fase de excitación. Por lo tanto habrá un aumento de la presión arterial, de la frecuencia respiratoria y cardíaca y también estarán presentes contracciones musculares rítmicas que se extienden desde la pelvis a otros lugares del cuerpo y que en raras ocasiones pueden dar lugar a espasmos musculares.

4° Fase de resolución
Capacidad para repetir el acto sexual
La última fase del acto sexual que sigue a la eyaculación es llamada de resolución.
En éste período el organismo welve a la normalidad, retomando a la situación previa a la fase de excitación. Por lo tanto comienza a descender la presión arterial, el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria. Los músculos pierden su estado de contracción. El flujo sanguíneo que había penetrado para permitir una buena erección es canalizado hacía otros recursos y la erección comienza a perderse.

Todo esto ocurre de una manera muy diferente según la edad del hombre.

Durante la juventud y por un largo período de tiempo, una vez terminado el acto sexual la erección es persistente y muchas veces
es aprovechada para permitir otro acto sexual, situación que puede salvar en cierta manera y durante algunos años a aquéllos que padecen de una eyaculación precoz.

Con el paso del tiempo y durante la madurez, la erección se pierde una vez concluida la eyaculación, y el período existente entre la perdida de la erección y la obtención de otra para permitir un nuevo acto sexual se llama: periodo refractario, durante el cual la repetición del acto sexual es imposible.

El tiempo de duración del período refractario es variable de acuerdo a la edad y a la característica individual de cada persona siendo de algunos minutos a varias horas, incluso entre 24 y 48 hs. en las personas de cierta edad.

Otras de las manifestaciones que ocurren en el período de resolución son una frecuente perspiración, de relativa abundancia y un estado de laxitud general a nivel muscular, acompañado generalmente de una tendencia incontenible al sueño.

11. EXISTE DIFERENCIA ENTRE ORGASMO Y EYACULACION?

Para ciertos especialistas no existiría diferencia entre la denominación orgasmo y eyaculación. Pero hay un gran número
de ellos que dan como significado de orgasmo a la sensación que el hombre tiene durante el momento en que finaliza el acto sexual y eyaculación: al acto físico de expeler el semen.

Por lo general ambas acciones van juntas, pero en ciertas oportunidades pueden estar disociadas, existiendo eyaculación sin orgasmo, o a la inversa orgasmo sin poder eyacular.

En casos más raros existen hombres que tienen picos orgásmicos durante el acto sexual, en momentos previos a la eyaculación.

Evite las tensiones
Es importante que durante el acto sexual, y particularmente en sus preliminares haya una supresión total de las tensiones. De esa manera se podrá incrementar el placer que debe rodear al acto y se tendrá en cuenta que se debe participar plenamente de él para evitar que toda interferencia permita una obstaculización al mismo.

Siguiente:    Capítulo III - TODO LO RELATIVO AL ACTO SEXUAL 
                                 12. Educación sexual

 

Antecedentes y tratamientos del Dr. Itzcovich

Formulario de consultas

Agregue este marcador a sus páginas favoritas:
www.sexoysalud.com.ar
e-mail_wowspin.gif (12425 bytes)
Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de este sitio web
Copyright by Dr. Luis Itzcovich    ISBN: 950-43-1191-0

Última edición de esta página: 16-Sep-2007

Dr. LUIS ITZCOVICH - Sexología y Urología
Callao 449, 3° Piso (1022) - Buenos Aires - Argentina
Tel / Fax: (54-11) 4373-2782  /  4374-5265   Lun. a Vie. de 9.30- 19.00 (Pedir Turno)

.

Clic y tenga su website en Internet
Diseño y hosting de páginas para internet:   www.123web.com.ar
Lavalle 1625, 1° 101     (1048) BUENOS AIRES - ARGENTINA
TelFax: (54-11) 4373-1127 // 4371-3537 //  4374-6746
E-mail:
info@123web.com.ar